Viajar con peques (Parte II – Destinos)

Los destinos dependerán mucho de la edad de los más pequeños, está claro que si son bebés tienen muchas más necesidades que cuando son más mayores. Nuestra recomendación es que, cuanto antes viajéis con vuestros hijos, antes se acostumbraran y será mucho más fácil viajar con ellos. Además, ya sabéis lo que dicen, viajar abre la mente.

viajar destinos

Al principio os recomendamos que, sea cual sea el medio de transporte, elijáis destinos cortos y os aseguréis de que podéis tener todo lo que necesitéis si surge algún contratiempo. Por ejemplo, llevándolo al extremo, no os aconsejamos ir a Tanzania (aunque sea un sitio que recomendamos 100% en otra época de vuestra vida) con vuestro bebé a hacer un safari por el Serengueti porque si se pone malo, quizá no sea fácil encontrar lo que necesitáis.

Cuando son más mayores, hay que empezar por buscar sitios que sean atractivos también para ellos. Por ejemplo, un crucero puede ser un destino ideal para empezar a viajar en familia. La mayoría cuentan con un montón de actividades enfocadas a niños y disponen de personal totalmente especializado. Además, se puede combinar actividades en el barco con visitas culturales a algunas de las principales ciudades del mundo.

Otra opción es combinar viajes culturales y lúdicos. El mejor ejemplo es París y Disneyland. Nuestro consejo en este caso es visitar la ciudad primero y dejar la parte lúdica para el final así los niños siempre tendrán la ilusión de lo que van a ir a ver.

viajar_familia

Según los niños vayan creciendo, podréis ir buscando destinos más lejanos o exóticos, pero os recomendamos que, siempre que sea posible, intentéis buscar un destino de consenso y que sea atractivos para todos. Recordad que, por regla general, hacer un viaje es algo excepcional y debe ser ilusionante para todos.

En resumen, y como siempre decimos en Bebit, el tener un hijo es una experiencia tan bonita que no puede suponer una desventaja en ningún aspecto y no debe limitaros a la hora de seguir con vuestra vida de un modo natural. Por lo que os aconsejamos encarecidamente que probéis a viajar con vuestros hijos porque, aunque pueda haber experiencias de todos los tipos, estamos seguros de que lo disfrutaréis aún más que cuando viajabais solos.

ROMA EN FAMILIA

A parte de lo comentado arriba, queremos compartir con vosotros nuestra propia experiencia viajando con un niños a una ciudad tan, a priori, incómoda para viajar en familia.

Nosotros fuimos 5 personas y un bebé en avión de Madrid a Roma y el viaje fue fenomenal. Una vez allí, contratamos un servicio de transporte hasta el centro de Roma donde habíamos alquilado el piso. Esto os lo recomendamos sin ninguna duda. Por un lado el precio es similar a contratar un taxi y además, como el precio es cerrado, te aseguras de que te van a llevar de la forma más rápida. En algunos aeropuertos existe la opción de ir al centro de la ciudad en tren, pero es más incómodo aparte de que, dependiendo de donde os alojéis, luego necesitaréis coger otro transporte.

roma_familia

Como decíamos, nosotros alquilamos un piso a través de Airbnb y cuando llegamos, la dueña ya estaba esperándonos en la puerta para darnos las llaves y enseñarnos el piso. El piso estaba totalmente reformado, muy limpio y equipado con cuna y trona para el más pequeño, con lo que no podíamos pedir más.

Estuvimos 4 días disfrutando la ciudad. No tuvimos ningún percance y eso que Roma siempre está llena de gente, a veces el tráfico es caótico con lo que niños tienes que tener mil ojos y la mayoría de calles del centro son estrechas y no muy fácilmente transitables con un cochecito.

Incluso con todos eso, y teniendo en cuenta que además no nos hizo muy buen tiempo, podemos decir que nos lo pasamos en grande tanto los adultos como nuestro peque. Es cierto que siendo tan pequeño (14 meses) no se daba cuenta de lo que veía pero, como estuvimos mucho tiempo en la calle, disfrutó un montón.

La mayoría de los puntos turísticos, que en Roma son casi infinitos, estaban acondicionados para ir con niños pequeños y la gente cuando nos veía con el carrito, enseguida se ofrecían para ayudar. Además, todos los restaurantes a los que fuimos estaban preparados para familias.

En resumen, una experiencia inmejorable y que queríamos compartir para demostrar que viajar con niños también es un placer.

Contacta con nosotros

Escribe tu mensaje y te responderemos lo antes posible.
Gracias.

Enviando

aviso legal | política de privacidad | quiénes somoscontacto | blogFAQ’s

©2017 Bebit - Hecho por creaTáctil S.L.

Inicia sesión con el nick o usuario y contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?