Viajar con peques (Parte I – Transporte)

Llega el verano y estamos preparando nuestros viajes, por lo que hoy queremos tratar un tema que nos afecta a todos los padres, sobre todo durante los primeros años de nuestros hijos. Como todos sabéis, el ser padres supone un gran cambio en nuestras vidas y hay ciertos aspectos que tenemos que sacrificar para centrarnos en poder atender las necesidades de nuestros pequeños. Uno de estos aspectos, en muchos casos, supone dejar de viajar o hacerlo con menos asiduidad de la que a todos nos gustaría.

Desde Bebit os animamos a que no dejéis de viajar si no que, al revés, aprovechéis para hacerlo en familia y descubrir mundo junto a los peques de la casa. De hecho, cada vez es más común ver a familias con niños pequeños viajando por todo el mundo y esto se debe a múltiples factores que facilitan el viaje.

viaje_familia

 

No deja de ser cierto que viajar con niños supone un esfuerzo extra tanto en lo económico (aunque en realidad no supone una gran diferencia) como en lo logístico. No es lo mismo viajar sólo los dos con una maleta pequeña, o no tan pequeña (dependiendo del caso) que hacerlo también con niños, sumando a lo anterior, el carrito, la maleta para su ropa (normalmente la más grande), los pañales, la comida, etc. En cualquier caso, las empresas, ya sean de transporte o de alojamiento, están totalmente preparadas para facilitaros la vida y esto ya ha dejado de ser una excusa.

Transporte

Dependiendo del destino, existen diferentes medios de transporte que pueden facilitaros la vida. De hecho, en algunos casos, las posibilidades están limitadas al transporte que elijáis para moveros.

  • En avión

Cada vez son más las familias que se deciden a hacer viajes relativamente largos en avión con el único objetivo de disfrutar de unos días con la familia en un lugar lejano. Estos destinos suelen ser, en su mayoría, capitales europeas o, si lo que se quiere es disfrutar de unos días de playa, las islas Baleares y Canarias. Por experiencia propia, os podemos decir que, aunque a simple vista puede parecer un lío el viajar en avión con niños, realmente es bastante más cómodo que otros medios de transporte. Por un lado, la mayoría de compañías optan por facilitar el embarque a las familias con niños pequeños siendo las primeras en acceder al avión con lo que, además de reducir la espera, tenemos la ventaja extra de asegurarnos espacio en los maleteros de cabina, cosa nada baladí. Por otro lado, las esperas en los aeropuertos, aunque siempre son tediosas, cada vez se sobrellevan mejor, especialmente en aeropuertos grandes, debido al incremento de tiendas y restaurantes. Incluso en la T4 del aeropuerto de Barajas en Madrid hay un área infantil con columpios y toboganes, en este caso lo difícil será convencerles para subir al avión…

aeropuerto_familia

Además, para los más pequeños siempre supone una “aventura” el viajar en avión, con lo que seguro que estarán encantados de vivirlo con sus “papis”.

La parte menos positiva de viajar en avión es sin duda la parte económica. Aunque, incluso en este apartado, no existe gran diferencia con viajar en otros medios de transporte. La mayoría de las empresas tiene precios especiales para niños menores de 14 años e incluso los menores de dos años no pagan el billete completo. Normalmente, el precio es un porcentaje del billete del adulto (10-15%) más las tasas.

  • En tren

Aunque limita bastante el destino del viaje, quizá sea el medio de transporte más cómodo para viajar con niños. Uno de los problemas al que nos enfrentamos los padres durante los viajes es como entretener a los niños e intentar que estén quietos durante el trayecto. En tren, este problema se atenúa ya que tienen mayor espacio para moverse. También, por lo general, los asientos son más espaciosos lo que reduce la incomodidad para los niños. Al igual que las compañías aéreas, existen precios especiales para niños.

kit_viaje

  • En coche

Sin duda, es el medio de transporte más utilizado por todos nosotros. Ni que decir tiene que es el más cómodo en cuanto a independencia, ya que no hay horarios, podemos llevar las maletas que queramos (o las que quepan en el coche) y podemos parar cuando lo necesitemos, o cuando los peques nos lo “exijan”. Pero, seguramente, es el más incómodo para hacerlo con niños. Normalmente suelen ser viajes largos, con lo que los niños, que encima no se pueden mover de su silla (recordad que siempre tienen que ir en sillas homologadas) enseguida se aburren. Aunque ahora hay dispositivos que permiten que vayan entretenidos (DVDs portátiles, iPads, etc), al final los niños se acaban cansando y el viaje se hace más incómodo.

Pero está claro que, para viajes por España, especialmente a la costa o a la montaña en vacaciones, el coche seguirá siendo el que más utilicemos por temas económicos y de comodidad.

viajar_coche

Alojamientos

  • Hoteles

La forma más usada para viajar si no vamos a una casa nuestra o de la familia. Es realmente cómodo ya que no tienes que preocuparte por recoger la habitación o por lo que vas a comer. Además, dependiendo del destino, hay hoteles totalmente enfocados a niños, incluso con personal especial dedicado a su cuidado, que cuentan con un amplio abanico de actividades enfocadas a los más pequeños.

  • Alquiler

Quien más y quien menos, todos hemos alquilado un piso para nuestro viaje. Actualmente, proliferan las empresas que ofrecen estos servicios, siendo Airbnb una de las más conocidas. Nuestra experiencia es que esta forma de viajar es tan segura como hacerlo en un hotel y bastante más económica. Además ofrece algunas ventajas adicionales. Normalmente, se suele alquilar un piso entero, con lo que tenemos mucho más espacio que en un hotel además de disponer de cocina cosa que, con niños, es bastante importante.

Contacta con nosotros

Escribe tu mensaje y te responderemos lo antes posible.
Gracias.

Enviando

aviso legal | política de privacidad | quiénes somoscontacto | blogFAQ’s

©2017 Bebit - Hecho por creaTáctil S.L.

Inicia sesión con el nick o usuario y contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?