Hoy le he sacado una foto a mi sobrino

Hoy le he hecho una foto a mi sobrino y he pensado que las consecuencias de las mismas es una excusa perfecta para escribir en el blog de BEBIT. Una simple foto del rey de la casa sonriendo saca a la luz una serie de preguntas y respuestas jurídicas que voy a tratar.

Pues he sacado la foto y me ha salido una de las mejores fotos de mi vida, además el sonreía como nunca y la luz ha quedado perfecta. Una vez terminada la foto y retocada en mi ordenador la envío a mi hermana y mi cuñado. Pues bien, ahora hay dos copias de la foto, la que tengo yo y la que tiene mi hermana. ¿Qué podemos hacer cada uno con la foto? Cierto que en el ejemplo somos hermanos, pero se extiende a cualquier persona, y puede haber problemas, ¿qué problemas? A continuación voy a explicar la problemática legal desde dos perspectivas, la del autor y la de los padres del menor.

foto bebe

 

  1. El Autor de la Fotografía

La fotografía que he hecho ha quedado perfecta. Lo primero que quiero hacer con ella es subirla a una red social y presumir de sobrino con un texto que diga “tarde estupenda con mi sobrino”. Pero, ¿puedo hacerlo?

La respuesta es negativa. Yo no puedo subir una foto de nadie sin su permiso, y especialmente de un menor. Así lo dicen las leyes españolas, no puedo utilizar una foto en la que sale un niño sin autorización de sus padres o tutores legales. Esto también se aplica a los adultos, pero debido a lo que trata BEBIT, me centro en los menores.

autor foto

 

El menor tiene unos derechos de imagen por los cuales no se puede utilizar una fotografía o video sin su autorización, a no ser que sea aplicable alguna excepción prevista por las normas aplicables, pero en estos ejemplos no hay excepción alguna.

Entonces, antes de subir cualquier foto de mi sobrino, o de cualquier persona, tengo que pedir permiso a sus padres. Lo lógico, volviendo al ejemplo, es pedirle la autorización a mi hermana para subirla a internet y respetar siempre su decisión. Deciden siempre los padres y tutores, nadie más.

Ya tenemos claro que no se puede subir la foto sin autorización. Pues bien, mi foto la ha visto una galería que quiere realizar una exposición fotográfica espectacular, y va a comercializarla. Yo estoy encantado, ¿pero mi hermana lo estará?

Pues hay que preguntarle como en el caso de la red social. No sólo esto, puede que sea necesario una cesión de derechos de imagen por escrito. La galería se querrá asegurar que los derechos de imagen de la fotografía han sido cedidos por los tutores y que yo, como autor, tengo los derechos. Será importante el alcance de la cesión porque según la misma, la foto se podrá poner en un folleto de la galería o no, por ejemplo; el ámbito de la misma; o incluso el territorio. Además de respetar siempre tengo unos derechos de la misma, pero sin que me hayan cedido los derechos de imagen del menor que sale en la fotografía no puedo hacer nada con ella, ni subirla a redes sociales, ni comercializarla.

 

  1. Los Padres o Tutores del niño

A mi hermana, siguiendo el ejemplo, le llega por correo electrónico la foto que yo he hecho, ¿Qué puede hacer ella? También podemos poner ejemplo de que mi hermana le vaya hacer a su hijo una sesión con un fotógrafo profesional.

Pues mi hermana manda la foto a un concurso de una conocida marca de productos infantiles (con presencia en BEBIT) donde la foto ganadora será usada en la próxima campaña publicitaria, cediendo mi hermana los derechos de imagen del niño.

fotos familia

 

Pero yo como autor no he cedido nada. En el documento o bases de concurso seguramente habrá un apartado que diga algo así como que la persona que envía la foto tiene todos los derechos de autor de la fotografía para poder participar en el concurso. ¿Qué significa esto? Que mi hermana asegura que tiene todos los derechos de la foto incluyendo los derechos del autor (la persona que ha sacado la fotografía).

Como autor de una fotografía, ya sea cual sea la fotografía, tengo unos derechos reconocidos en la leyes de propiedad intelectual. Es decir yo, sólo yo, autorizo la reproducción de la foto, su distribución o su subida a la red. A no ser que los haya cedido a un tercero y tendríamos que estar a los términos de la cesión. En el ejemplo no me opondría a que mi hermana utilizara la foto como quiera. Pero, ¿y si fuera un tercero, un fotógrafo profesional?

Si fuera un fotógrafo profesional tenemos que asegurarnos que el fotógrafo nos ceda por escrito los derechos para poder usarla. Es habitual que en la misma factura aparezca la cesión, pero es importante tener un documento de la cesión y saber el alcance de la misma.

Otra cosa, el fotógrafo nos ha cedido los derechos pero siempre serán los denominados de explotación. Hay unos derechos que no se pueden ceder, los conocidos como derechos morales. Por ejemplo, un derecho irrenunciable del fotógrafo es que aparezca su nombre como autor en la fotografía y no podemos quitarlo.

En resumen, el autor de la fotografía tiene unos derechos sobre la misma, y no se puede utilizar la misma sin una licencia de uso de los mismos o sin una cesión de los derechos.

Pues hasta aquí mi entrada, espero que os haya parecido interesante y útil. Gracias por leerme y por participar en Bebit.

ILA

 

Contacta con nosotros

Escribe tu mensaje y te responderemos lo antes posible.
Gracias.

Enviando

aviso legal | política de privacidad | quiénes somoscontacto | blogFAQ’s

©2017 Bebit - Hecho por creaTáctil S.L.

Inicia sesión con el nick o usuario y contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?